Asegure que tu negocio opere cuando la economía se restablezca nuevamente. Utilice nuestra guía de siete pasos y coloque tu organización en la mejor posición para sobrevivir y prosperar.

Aprendizaje clave

  • Economistas coinciden en que cualquier recesión que sea inminente, será de corta duración, seguida de un nuevo crecimiento, lo que permite prepararse en ese mismo momento para recuperarse.
  • Mientras toma decisiones de cómo, cuándo y dónde reducir, debe planear para cuando la demanda comience nuevamente.
  • No elimine recursos, como empleados que cuentan con excelentes habilidades, porque después te será difícil recontratarlos cuando los necesite.
  • Considere reasignar los recursos hacia iniciativas de mejora de procesos que puedan ayudarle a reducir costos ahora, y disminuyan el tiempo para que pueda tomar acciones rápidamente cuando la economía mejore.

Viendo más allá de la recesión: ¿Cómo sacar el mayor provecho de recuperación aprovechando la inactividad y prepárese para el crecimiento.

Tal vez su empresa ya está sintiendo los efectos de una economía débil o se está preparando para una disminución en la demanda basada en sus clientes clave y en rumores sobre una recesión. La buena noticia es que la mala racha no dura para siempre. Los economistas concuerdan que cualquier recesión que sea inminente, será seguida de un período de nuevo crecimiento al siguiente año.  En una publicación reciente, compartimos ideas de cuatro acciones importantes que las firmas de capital privado deberían tomar en cuenta durante una recesión. En este blog, queremos ofrecerle recomendaciones específicas para que esté preparado para una recuperación.

En el caso de que su empresa necesite reducir algunas áreas para sostener la recesión, la clave es evitar decisiones drásticas en su negocio que puedan dificultar su habilidad para tomar decisiones rápidas una vez que la economía mejore. Hemos sido testigos de que muchas compañías han cometido este tipo de errores durante la última recesión y lamentablemente pagaron un precio muy alto cuando no pudieron retomar las actividades para las demandas durante la recuperación.

Le compartimos algunas lecciones aprendidas, junto con un consejo para evitar los mismos errores y que pueda asegurar que su negocio pueda estar operando rápidamente cuando la economía se restablezca.

Comience a prepararse para el crecimiento ahora.

Cuando la demanda comienza a disminuir o a menos tiene esa tendencia, las empresas manufactureras se inclinan por atender la crisis que se avecina. Idealmente hacen un análisis basado en los índices esperados de decremento, buscando múltiples escenarios como 1%, 2%, o hasta 5% de pérdida de demanda y realizan modelos hipotéticos de impacto financiero de varias decisiones que puedan ayudar a la disminución de producción, como eliminar turnos, eliminar una línea de producción o incluso consolidar plantas.

En estas situaciones, es importante que los líderes de las plantas manufactureras mantengan en mente que no es tan simple como el 1-5% de disminución en la totalidad del negocio. En períodos de lenta economía, no todas las regiones y líneas de producción se impactan de igual forma. La demanda de algunos productos, generalmente de un precio accesible o económico, puede incrementarse, esto complica la planeación, pero es importante que los líderes tengan una idea clara de la demanda actual, con el fin de informar las opciones sobre la reducción de producción, empleados y costos.

Al mismo tiempo, los líderes de operaciones deben pensar cómo aminorar el impacto y recuperarse rápidamente cuando la demanda se normalice. De nuevo, es clave planear para múltiples tasas de crecimiento, considerando los diferentes productos que se manejan y el impacto regional. Hacer análisis importantes sobre las condiciones de negocio y nuevas oportunidades de venta, pueden ayudar a las empresas de manufactura a tomar decisiones más informadas y manejar de la mejor manera su capacidad. Si por ejemplo la demanda esperada para recuperarse en una región es más rápida que en otras, una opción viable sería mover la producción o el almacén cerca de esa región.

Además, los líderes necesitan pensar más allá de las paredes de la empresa, con el fin de asegurar que los proveedores clave están listos para responder a diferentes requerimientos de trabajo. A veces, cuando la demanda de un producto se dispara, si no está preparado, la compañía sufre porque uno de sus proveedores no pudo cumplir, con el empaque por ejemplo. Es muy importante que los líderes creen tácticas para recuperarse y así asegurar que todas las piezas estén en su lugar y que puedan ejecutar los planes para recuperarse cuando se empiece nuevamente a crecer.

Evite recortar recursos que no podrá recuperar.

Cuando la demanda es baja, no tienen sentido querer sacar la máxima producción de la que se es capaz. Cuando esto sucede, hacer recortes de personal importantes puede llevar a un negocio a inhabilitarse cuando la economía comience a crecer nuevamente. Considere adaptar tus recursos y no eliminarlos.

Los negocios de temporadas se enfrentan con este reto todo el tiempo. En la industria de los cajeros automáticos que tiende a bajar y fluir, tienden a contratar personas en temporada alta y despedirlas en temporada baja y esto puede tener repercusiones en términos de calidad. El costo de capacitar a los nuevos trabajadores en cada temporada también afecta la rentabilidad, en cambio, planear con anticipación y encontrar la manera de reubicar a los empleados que están altamente capacitadas en otros roles o lugares durante el tiempo de baja actividad, puede ayudar a los negocios a mitigar los costos asociados con el ciclo continuo de contratación y despidos.

No reduzca las inversiones de mejora continua de procesos.

Cuando los ingresos se ven afectados, es difícil justificar el gasto en mejoras de procesos, pero es el mejor momento para enfocarse en la eficiencia de la producción y los ajustes de la cadena de suministro cuando no está ocupando su tiempo en cumplir con pedidos. Deshacerse de lo innecesario ahora, le permitirá operar de manera más eficientes en una recesión. También le ayudará a reducir plazos de entrega para que pueda restablecerse rápidamente. En cualquier circunstancia económica, la eficiencia asegura que su operación siempre esté funcionando correctamente.

WIKA INSTRUMENT CORPORATION, una manufacturera internacional de manómetros y otros instrumentos de mediciones, demostró el poder de la cultura y herramientas lean cuando una recesión global económica causaba un decremento de doble dígito en ventas en 2009. “Lo notable fue el hecho que 2009 fue un buen año en términos de rentabilidad y logramos el repentino e impredecible aumento del 30% para establecer nuevos récords en 2010” , dijo el presidente y CEO, Michael Gerster. -“Es imposible pensar en pasar por tal cambio si no tuviéramos una mentalidad lean”.

Mientras tenga el tiempo, considere realizar el mantenimiento de la maquinaria que haya pospuesto durante su temporada más ocupada. También es un excelente momento para analizar las prácticas generales de mantenimiento y establecer un programa de excelencia de mantenimiento que pueda garantizar que el equipo se pueda utilizar en su plena capacidad cuando la demanda se restablezca. Considera una capacitación en la cual el personal se empape de otras áreas, mejorar la organización y las operaciones para reducir aún más los plazos de entrega. Otro esfuerzo que vale la pena, es analizar los costos de cada instalación y considerar los cambios al S&OP y al proceso de planeación para llenar primero las plantas de menor costo. Habrá diferencias en los costos de logística en función de los cambios que realice, pero por lo general los costos de conversión superan con creces los aumentos en transporte o la distribución.

Externamente, puede revisar su red de proveedores y de distribución y así descubrir oportunidades de ahorro y eficiencia de costos al hacer esas preguntas hipotéticas y hacer un modelo del impacto financiero de los posibles cambios. Todas estas iniciativas le van a brindar oportunidades para redistribuir los activos con talento, ayudándole a conservar al personal clave.

Colóquese en la mejor posición para prosperar.

Las recesiones rara vez son bien recibidas por los líderes de empresas manufactureras, pero es importante recordar que no todo se trata de malas noticias. A continuación, le compartimos una lista para utilizar de la mejor manera su tiempo de inactividad y dirija con mayor eficiencia, haciéndose preguntas hipotéticas y tomando la mayor ventaja de la recuperación

Recuperación Cadena de Suministro Checklist

Al enfocarte en la recesión, tiene la oportunidad de revaluar su negocio y canalizar los recursos disponibles hacia cambios estratégicos y mejoras de procesos, que pueden ayudar a su organización a salir de este período, con mucha más energía y totalmente preparados para acoger los nuevos niveles de crecimiento. No dude en contactarnos para saber cómo nuestro equipo de expertos puede ayudarlo.