Un tablero de Hora por Hora nos da un seguimiento visual de nuestra producción y es una gran herramienta para alcanzar objetivos

Las plantas de producción de hoy en día, están llenas de ordenadores y otros aparatos electrónicos, pero mi observación es que cuando se trata de una rápida solución de problemas, y estamos llevando a cabo una filosofía Lean, ninguno de ellos puede igualar la efectividad de una junta con un tablero de hora por hora.

Esta herramienta visual permite el seguimiento de los objetivos previstos y alcanzados de producción real de cada hora a nivel de piso o de línea, de forma que la documentación es precisa e inmediata de las razones para no cumplir con los objetivos. A pesar de ser herramientas de baja tecnología y no tan atractivos como un espectáculo lleno de color de alta definición, la eficacia del tablero de hora por hora reside en su sencillez. Centran la atención en lo más importante que los operadores necesitan saber: El puntaje. ¿Estamos ganando o perdiendo? y si perdemos, ¿por qué?

Los tableros hora por hora garantizan que los operadores se responsabilicen de los problemas en su turno y los resuelven, ya que son portadores del resultado indiscutible de desempeño, una herramienta Lean sin duda. Por lo tanto, apoyan el trabajo en equipo y rompen los silos, inculcan la responsabilidad y dejan de adivinar y señalar con el dedo cuando las cosas no salen según lo planeado. Proporcionan información inmediata sobre lo que está pasando en la operación para la identificación de oportunidades de mejora en los plazos cortos y largos.

Para poder sostener una planta de producción de mejora continua, la interacción entre los operadores de máquinas, operadores organizados en células y supervisores debe ocurrir diariamente. Un tablero de hora por hora asegura que esto suceda, centrándose en las aportaciones de los operadores, personal de mantenimiento y funciones de apoyo en el nivel de línea o célula o máquina y permite que cualquier solución que se implemente y así evaluar la siguiente hora. Si una junta de tablero de hora por hora no proporciona estos beneficios, lo más probable es que no esté siendo utilizado correctamente.

Si decide que desea utilizar un tablero de hora por hora, el primer paso es elegir una línea, una célula o equipo que tenga un impacto en su negocio, después capacitar y educar a los empleados sobre lo que va a implementar, lo que se espera, y los beneficios para ellos y la empresa. Una vez que el tablero está publicado y listo para usar, los supervisores deben asegurarse de que los operadores lo sepan llenar correctamente con los datos de rendimiento cada hora.

En un principio, esto requiere de orientación y asesoría, así como cualquier otro cambio en la organización. Los supervisores, gerentes y miembros de grupos de apoyo deben revisar el tablero con frecuencia para asegurarse de que se ajusta a lo requerido. Al principio puede ser que haya un poco de resistencia, sin embargo, si continúa por ése camino, pronto será capaz de mostrar cómo utilizar el tablero y el beneficio para los operadores. A la gente le gusta ser parte de la solución, cuando vean que el tablero está ahí para ayudarles a resolver sus problemas, se van a motivar y se apropiarán de él. Considere la posibilidad de un bajo costo, la ruta de alto desempeño para el compromiso por hora y la sostenibilidad a largo plazo.