Desmond Friffiths, presidente y CEO de Electromac tuvo una conversación con BillRemy, CEO de TBM donde hablaron de la Excelencia Operativa

Desmond Friffiths, presidente y CEO de Electromac, y yo tuvimos una gran conversación acerca de la excelencia operativa y temas relacionados en su sede en Windsor, Ontario. En esta plática, Desmond enfatizó que Electromac ha ido creciendo constantemente desde que se unió a la compañía hace 20 años. Prácticamente han estado en crecimiento todo este tiempo con excepción de la recesión de 2008-2009.

Durante los periodos de mucho crecimiento, notó que es difícil mantener la disciplina y la excelencia operativa, características que necesita una empresa para crecer. Es fácil empezar a tomar atajos para lograr tener las órdenes a tiempo. Contrario a lo que suele suceder, dijo, han aprendido por el camino difícil que necesitan dedicar mas tiempo en excelencia operativa cuando se levantan los pedido. Esto empieza con la gente, con entrenamiento y desarrollo, para que las personas que se muevan a diferentes puestos, realmente entiendan los requerimientos del cliente. Para asegurarse que se están manteniendo al ritmo de trabajo adecuado, su equipo de gestión se mantiene al pendiente del tiempo de actividad de las máquinas. Cando el tiempo de actividad comienza a fallar esto significa que el equipo de apoyo de operaciones (personal de mantenimiento, calidad y herramientas) están siendo distraídos en diferentes direcciones.

Desmond también tiene conversaciones brincando jerarquías con las personas que realizan los reportes para asegurarse de que tengan claros los objetivos de la empresa y sepan cuáles son las prioridades cuando se trata del trabajo en el día a día. El propósito de este ejercicio, desde el punto de vista de excelencia operativa, es asegurarse de que todos están verticalmente alineados a los objetivos y prioridades del día. Como dije en su momento, si su empresa está creciendo o se encuentra en un periodo de reducción de personal, el liderazgo nunca debe dejar de enfocarse en la ejecución del día a día. Esto significa seguir las normas de trabajo y las mejores prácticas establecidas. Si los gerentes siguen poniendo mucha atención a la ejecución diaria, todo lo demás (como alcanzar las metas mensuales, trimestrales y los objetivos financieros) se resuelve por si mismo.

Puede encontrar información relevante con el tema en el sitio de TBM.