Mejorar el liderazgo operativo es clave para optimizar el desempeño financiero de su compañía. Lo puede hacer con Despliegue de Políticas, mejorando la ejecución del proyecto e implementando un sistema de gestión para la mejora sostenida. Conozca más del tema.

La trifecta del liderazgo transformacional 

Mejorar su liderazgo operativo es clave para optimizar el desempeño financiero de su compañía. Pero ¿cómo asegurar que el impacto del liderazgo sea positivo? Lo puede hacer: (a) Usando Despliegue de Políticas (Hoshin Kanri) para crear prioridades de mejora sólidas que se alineen con las metas estratégicas de su organización; (b) Mejorando la ejecución del proyecto, involucrando a los empleados y eliminando el desperdicio mediante prácticas Lean; y (c) Implementando un sistema de gestión para la mejora sostenida. El cambio es en el corazón de todo negocio exitoso. Las mejoras del proceso deben ser continuas y estrechamente alineadas con los objetivos estratégicos de su empresa en todas las unidades del negocio. Idealmente, el cambio es tan integral a su compañía, que es parte de su cultura. Este tipo de excelencia operativa requiere el enfoque, compromiso y habilidad de aprovechar las oportunidades para impulsar las mejoras del proceso para lograr resultados financieros positivos. Los puntos de referencia para los esfuerzos de mejora de los procesos deben ser:

  1. Aumentos de productividad de dos dígitos todos los años;
  2. Mejoras de rentabilidad del balance final que sean dos veces su tasa de crecimiento máxima; y
  3. Crecimiento de ingresos que exceda el promedio de la industria y que la de su competidor más cercano.

Pero si todavía no lo logra, ¿cómo lograría este tipo de desempeño financiero superior? Esto inicia con el Despliegue de Políticas (Hoshin Kanri).

Despliegue de políticas: una mejor ejecución por medio del alineamiento de las prioridades de mejora y la estrategia general

Las compañías que mantienen un fuerte lazo entre proyectos y las estrategias del negocio y la rigurosa disciplina de seguimiento requerida para asegurar el éxito, son más propensas a realizar cambios de negocios que contribuyan a la competitividad, ahorro de costos y crecimiento de ingresos año con año. Frecuentemente, la misma poca gente es asignada a proyectos críticos –continuamente sobrecargando a los propietarios del proyecto y pasando por alto a otros que podrían contribuir. El proceso de Despliegue de Políticas ayuda a definir las pocas prioridades críticas, asegurar la alineación organizacional y crear responsabilidad para lograrlo.

Un caso de éxito del Despliegue de Políticas es Danaher Corporation, conocida por adquirir negocios y aplicarles su Sistema de Negocios Danaher, han estado usando el proceso de Despliegue de Políticas desde finales de los 80s. Los números históricos de Danaher confirman que su índice de conversión de flujo de capital libre a ingreso neto de 128% está alineado con sus tendencias a largo plazo —prueba de que su sistema de gestión lean continua proveyendo creación de valor acelerada y sustentable. Por ejemplo, de 2005 a 2011, el Director General de Jason Industries, David Westgate, usó el proceso de Despliegue de Políticas para establecer metas de desempeño que algunos ejecutivos consideraban ridículas. Usando el Despliegue de Políticas e integrando Lean en toda la organización, la compañía fue capaz de incrementar su rentabilidad 40% cada año. Recuperaron más de 60,000 metros cuadrados de espacio de manufactura, redujeron drásticamente los inventarios, y agregaron cientos de millones en ganancias.

Tomando la iniciativa de establecer metas agresivas difíciles, exigiendo a sus empleados y redirigiendo los recursos de la compañía a proyectos que se alinearan con sus objetivos de negocios, se creó valor rápidamente y los empleados se apasionaron de lo que habían sido capaces de lograr. El Despliegue de Políticas ayuda a los miembros del equipo de liderazgo a crear un plan de acción detallado para lograr objetivos estratégicos, ponerse de acuerdo en los indicadores de desempeño claves, y asignar responsabilidad individual. También establece un proceso y un juego de controles disciplinado para monitorear proyectos y progresos. Una vez que los cambios de proceso correctos comiencen, mantenga los ojos abiertos a oportunidades para mejorar aún más su margen bruto y sus ganancias (EBIT o EBITDA).   

Adopte prácticas Lean para mejorar la ejecución

Lean es un método eficaz de eliminación de desperdicio para lograr el tiempo de ciclo y de proceso más cortos posibles dentro de cualquier proceso de negocios. La combinación de Lean y Six Sigma, también conocido como LeanSigma, asegura la receptividad y capacidad del proceso a través de la utilización de eventos Kaizen, análisis estadístico de datos verificados con observaciones o datos vivos, y un proceso de equipos con convencimiento. Las organizaciones que adoptan Lean son capaces de lograr mejoras dramáticas en ventas en un tiempo sustancialmente menor. Es importante para un líder dar seguimiento, asegurarse que los proyectos correctos estén avanzando y que los procesos de mejora estén siendo institucionalizados. Es fácil para los empleados perder el enfoque y depende de usted evitar que caigan en la vieja forma de hacer las cosas.

Este método transformacional de gestión involucra la mente de los empleados, guía su creatividad, los reta a aprender, recompensa su crecimiento, y explota su deseo de mejorar. Un cliente con enfoque Lean de hace mucho tiempo, WIKA Corporation, se dio cuenta que las prácticas de manufactura Lean le permitían a la compañía responder rápidamente a las bajas del mercado durante la reciente recesión, sin quedar demasiado inventario. La disciplina cultural y la transparencia permitieron a WIKA mantener rentabilidad durante la caída del mercado global y después responder rápidamente cuando el crecimiento de ventas rebotó. La compañía también se ha comprometido a desarrollar líderes Lean a través de entrenamientos individuales y de equipo, y planes de crecimiento. Los ejecutivos con experiencia Lean saben cómo adaptarse rápidamente a situaciones e información nuevas. Pueden lidiar eficazmente con el cambio constante y son capaces de asegurar alineamiento entre las prioridades de mejora y los objetivos financieros. Completamente impulsada, la metodología Lean ayuda al liderazgo de la compañía a cultivar una cultura superior que permite a los empleados atender mejor a sus clientes y lleva a un desempeño financiero superior.

Un Sistema de Gestión sólido para un crecimiento sostenible

Alinear implacablemente proyectos a los objetivos corporativos y llevar la compañía de la etapa de ser impulsada por herramientas a ser impulsada por principios son los primeros pasos necesarios para aumentar la rentabilidad y ganar participación en el mercado. Puede tomar años cosechar beneficios significativos de esas iniciativas. Estos esfuerzos de mejora pueden alcanzar un estancamiento. Por ello es crítico desarrollar un sistema para sostener las mejoras indefinidamente. La meta es implementar un método disciplinado y sistemático que ayude a una organización a lograr sus objetivos estratégicos a través de la alineación institucional y la solución de problemas de manera multifuncional. El sistema impulsa el monitoreo mensual, semanal, diario y cada hora para aumentar el involucramiento de los empleados y proveer retroalimentación y acciones correctivas en tiempo real.

Ofrece a las organizaciones una pragmática nueva forma de alinear las actividades diarias del negocio con la ejecución de la estrategia a largo plazo — cascadeando los objetivos y medidas en lo más profundo de la empresa. En resumen, instituye una cultura de solución de problemas en toda la compañía. Uniendo la trifecta de Despliegue de Políticas para una mejor alineación, Lean para una mejor ejecución y un Sistema de Gestión para la mejora sostenida, preparará a una compañía para la Excelencia Operativa perdurable y creación de valor acelerada. La combinación de las tres ayuda a los gerentes a comprender y desplegar comportamientos de liderazgo que atiendan el bajo desempeño dentro de un proceso de revisión sistemática  alentando el compromiso de los empleados y la toma de decisiones en toda la compañía. Ofrece a los líderes del negocio una nueva habilidad para cambiar su enfoque de la solución de emergencias de corto plazo a una mejora de proceso, solución proactiva de problemas y desempeño sustentable. Un método implacable para capacitar y guiar apoya una cultura institucional de solución de problemas y ayuda a las organizaciones a lograr metas, acelerar el cambio y sostener la mejora.

Contacte a TBM Consulting para saber cómo estas estrategias pueden funcionar en su organización.