Empresa mexicana manufacturera de galletas, golosinas, pastas y cereales, entre otros productos alimenticios, con varias plantas en la República Mexicana.
Excelencia Operativa

Optimización de inventarios
Mejora del desempeño

La productividad aumentó el 30% mientras que se obtuvo una reducción del 40% en tiempos muertos y merma.

Mejoraron los tiempos de lavado y sanitización.

Descargar caso de estudio

Una de las empresas más grandes de México, dedicada a la manufactura de galletas, golosinas, pastas, cereales y otros productos alimenticios, empezó a tener problemas de exceso de inventario. Es una dificultad común entre las industrias que tienen procesos continuos, es decir: en aquéllas donde las máquinas efectúan la corrida de producción con un operador que se limita a supervisar los procesos.

“La empresa tenía la idea fija de que sus procesos eran automáticos y no podían cambiarse” comentó José Medellín, Consultor Senior de TBM Consulting Group. “Pero nosotros detectamos una distribución de planta inadecuada, con transportes excesivos de cajas y de paquetes. Además el personal estaba distribuido en distancias muy largas, lo cual les obligaba a trasladarse demasiado” comentó.

Reto: Al igual que muchas industrias con una producción continua, el cliente presentaba problemas de flujo que estaban generando exceso de inventario, fallas en la calidad y demoras en tiempos de entrega y distribución.


Uno de los principales retos que enfrentó TBM consistió en convencer al cliente de que la metodología Lean de Mejora Continua también funciona para la industria alimenticia, a pesar de que sólo al final de su línea de empaque se utilizaba un proceso discreto (pues los paquetes de galletas se guardan manualmente en sus cajas).

"Recomendamos llevar a cabo tres eventos Kaizen con el fin de lograr una nueva organización de todas las líneas de empaque" comenta José Medellín.

Solución: A través de una serie de eventos Kaizen se obtuvo una nueva organización de la línea de empaque. La implementación del TPM (Mantenimiento Productivo Total) repercutió en un uso más eficiente de las máquinas. También se llevó a cabo la optimización del inventario, lo cual generó mayor flujo del mismo.

El primer evento Kaizen implicó la optimización del inventario para generar un mayor flujo, atendiendo así el área de oportunidad más clara dentro de la empresa. El objetivo principal fue reducir las demoras de distribución por tiempo muerto de las máquinas. La solución implementada consistió en seguir la estrategia de TPM (Mantenimiento Productivo Total), gracias a la cual se logró dar un uso más eficiente a las máquinas.

No obstante, todavía era necesario reducir los defectos de calidad. Esta meta se logró a través de lo que conocemos como Análisis de Soluciones de Problemas de Calidad.

TBM Consulting Group identificó otro reto importante en la línea de empaque, que es un área discreta. Después de realizar un análisis fue posible eliminar algunos pasos de este proceso, reduciendo las líneas de empaque y acercándolas más al almacén. De esta manera se volvió mucho más eficiente el movimiento del personal y del producto.

Por otro lado hubo que optimizar la flotilla de trailers. Para ello se implementó una evaluación en el área de transporte que permitió establecer estándares y tiempos de carga. La estrategia fue exitosa, pues generó de manera inmediata un flujo más eficiente entre el almacén y el embarque. La misma evaluación incluso derivó en que se renovara parte de la flotilla y se eliminaran unidades obsoletas. Todas estas medidas hicieron que la productividad incrementara en esencia y que se redujera la necesidad de contar con un 27% del personal. Cabe aclarar, sin embargo, que este personal no fue despedido: sólo reasignado a otras áreas para cubrir la rotación.


Resultados: La productividad tuvo un incremento general del 30%. Hubo una reducción del 40% en tiempos muertos y merma, así como una mejora significativa en los tiempos de lavado y de sanitización.

En suma, se incrementó la productividad en un 30% o 40% mediante la reducción de la mitad de los transportadores existentes, con lo cual disminuyeron drásticamente los costos de mantenimiento y de reparación, así como las pérdidas debido a cambios de motores y refacciones.

TBM Consulting Group demostró sin lugar a dudas que su metodología y las herramientas implementadas durante el proceso de Mejora Continua son aplicables tanto a los procesos continuos como a los discretos, y que en diversos tipos de industrias generan un notable incremento de la productividad junto con la reducción del desperdicio.

La implementación llevada a cabo por TBM Consulting Group en esta importante empresa manufacturera de productos alimenticios es una prueba más de que Lean Manufacturing no sólo da resultados extraordinarios cuando se aplica a la industria de procesos discretos— como lo son la automotriz, la maquila en general y los procesos de ensamble manual—sino que es útil para todo tipo de industrias.

 

TPM: Tabla de resultados reducción de tiempo muerto

Contáctenos

Obtenga más información sobre cómo puede acelerar el desempeño de su negocio hoy. Complete la siguiente forma o comuníquese con nosotros email: tbmlatam@tbmcg.com, oficina principal en Latinoamérica: +52.81.5000.9136 o a través de nuestro numero de whatsapp: +52.181.1080.0403


Para más detalles y dudas, por favor lea nuestras políticas de privacidad